¿Vocación o Dinero?

Dinero

¿Trabajar por Dinero?

La mayoría de la gente, es la que dice “menos mal que es Viernes para no saber más de esto“, porque no acertó en la elección de su vida profesional o laboral y lleva de por vida su trabajo como una carga que debe arrastrar, muchos desearían trabajar en lo que a ellos les gusta pero ya no es tan fácil hacerlo como pudo haberlo sido al término de su educación secundaria.

Pero no con todos sucede lo mismo porque la persona que ha encontrado lo que llamamos su vocación, otro es el cantar. Es el tipo de persona que dice “y pensar que todavía me pagan por esto” y no es necesariamente donde más le conviene para ganar dinero.

El que se está desarrollando en lo que es su vocación le interesa de por vida adquirir ese tipo de información o conocimiento y en la medida que se va desarrollando en ella se va haciendo más fácil el asimilar, descubrir, aplicar, etc, es toda una entretención.

Comentaremos algunas afirmaciones hechas por muchos postulantes a la educación superior.

“He pensado seguir una carrera que tenga futuro”.

R: Siempre lo mejor para ti será lo que es para ti. Por mucho futuro que tenga una carrera siempre te verás sobrepasado por personas que tengan aptitud y gusto por ella . Además el futuro es cambiante. Muchos eligieron la carrera que estaba en boga en ese momento y cuando estaban trabajando en ella, ya era otra la considerada de mayor atracción.

“La carrera me atrae por el ambiente donde se trabaja”.

El ambiente en donde se desarrolla una profesión no es motivo para la elección de ella, debido a que cuando tú trabajes en ella no tendrás garantizado ese ambiente y aunque lo tengas no es un motivo de satisfacción permanente sino transitorio, ya que después de un tiempo otras cosas cobrarán mucho más importancia. El gusto por una carrera debe ser por su trabajo mismo.

“Tengo buen puntaje, así que pienso postular a la mejor carrera que ofrezca el medio”.

No existe la mejor carrera, aunque en el momento una de ellas figure con mayor aceptación. La carrera que es para ti es la que te dé mayor satisfacción personal, por el trabajo mismo de la carrera, cualquier otro motivo es transitorio o una ilusión.

“Quiero un carrera que me dé status y se gane plata”.

Esta afirmación puede que esconda un gusto por el comercio, pero si no es así y es sólo por ganar plata y lograr status, estos son motivos valederos pero insuficientes para toda una vida. De este modo no tendrás la posibilidad de una satisfacción personal, porque esto no es algo que se encuentre en cualquier parte, ni se pueda inventar, es algo que ya viene con uno y solo hay que descubrirlo para seguirlo. Por esto es preferible elegir una carrera que te dé realizaciones y con ella ya puedes perseguir el dinero y el status que deseas, ya que no hay mejor vendedor que el que cree en su producto.

“Dicen que hay que ser “capo” para seguir esa carrera. Yo quiero demostrarles a todos que soy capaz”.

No existen los “capos”, cada persona es hábil en su propia línea. Y no tienes que demostrarle nada a nadie, solo a ti mismo. En el transcurso de tu vida esas personas ya no estarán presentes y te quedarás sin responder a tus anhelos.

“Debo seguir con la empresa de mi familia, así que pienso que lo mejor sería seguir una carrera comercial”.

Si no tienes espíritu comercial más vale que otros que sí lo tengan, tomen el timón de esa empresa y tú puedes supervisar u ordenar auditorias sobre este trabajo. Así podrás dedicar la vida a lo tuyo y quizás hasta diversificar las posibilidades de la empresa.

¿Hay sólo una carrera que responda a una vocación?

La vocación se empina por sobre muchos obstáculos, lo que tratamos es que estos sean los mínimos y elijas el medio más propicio para que ella se desarrolle. Por esto no pienses que si no lograste elegir la carrera precisa , esto será un fracaso, pero mientras más te acerques, mejor, tendrás menos costos que pagar para desarrollarla, menos tiempo que perder para comenzar con ella, menos frustraciones y sinsabores.

Por esto, si no has podido dar con la carrera precisa, que al menos sea el área acertada, donde tu mente funciona por interés, aptitud y satisfacción, aunque no haya habido concordancia con tu personalidad o ambiente de trabajo ( industrial, oficina, o de terreno); en estos aspectos es probable la posibilidad de ajustes dentro del medio laboral.

¿Y si no hay una carrera para lo que yo quiero?

Si no existiese una carrera para lo que tú quieres, te recomendaría seguir una carrera dentro del área que sea la que más se acerque a lo que tú quieres, de manera que te dé para sustentarte, lo que te dará tranquilidad y desde esa posición poder ir abriéndote camino en lo tuyo. Esto también te permitirá estar física y mentalmente en el mismo ambiente, tanto para no tener distracciones mentales como sería el caso que siguieras una carrera totalmente ajena a lo tuyo ni para estar ajeno al ambiente donde se puedan dar las oportunidades que necesitas.

Fuente: mi-carrera.com

Comentarios:

Nuestro blog existe gracias a:
}